Rumbo al colegio y... ¿atrapado en el tráfico?

Cada ciclo escolar, más de un millón de alumnos de educación básica asisten a las distintas instituciones que se encuentran en la zona metropolitana de Monterrey, causando grandes congestionamientos en las principales avenidas de la ciudad.

Duarante este tiempo, es común ver como los padres de familia se estacionan hasta en triple fila frente a los colegios, en largas líneas que entorpecen las calles aledeñas. Esto impacta tanto a los niños y sus padres, como a todas las personas que deben transportarse a sus trabajos o viviendas en las horas de entrada y salida de las escuelas.

Expreso Escolar reduce considerablemente la cantidad de autos que deben de circular en la ciudad en dichos horarios, ayuda a desahogar las vialidades y permite que todos lleguen a tiempo a sus destinos, y tus hijos disfrutan más del tiempo de traslado en nuestras unidades climatizadas con proyección de películas pensadas para ellos y en compañia de sus amigos.